miércoles, 24 de abril de 2013

Nueva tecnología antiestática: El pavimento conductivo



Rosa Gres ha desarrollado un innovador sistema de pavimento conductivo que permite disipar las cargas electroestáticas que contienen objetos y personas, con el fin de preservar la seguridad y comodidad de los usuarios en las zonas de trabajo y evitar patologías asociadas a las descargas electroestáticas.

UNA SOLUCIÓN PARA LOS EDIFICIOS ENFERMOS

Los pavimentos conductivos pueden representar una de las soluciones a la hora de corregir un problema actual de la arquitectura moderna: los edificios enfermos. Se abre un campo de aplicación muy amplio que engloba oficinas, laboratorios, industrias, instalaciones sanitarias e incluso zonas comerciales.

Desde los años 70 se conocen casos de edificios enfermos con posibles consecuencias negativas para sus usuarios. Actualmente se producen muchos casos, especialmente en edificios de oficinas, ya sea en obra nueva como en rehabilitaciones.

Diversos estudios relacionan directamente edificios de oficinas con el origen de la Lipoatrofia semicircular. La Lipoatrofia Semicircular (LS) consiste clínicamente en la pérdida de tejido graso subcutáneo en una zona semicircular, normalmente localizada en la parte anterior de los muslos.

Los citados estudios concluyen que una de sus posibles causas sean las descargas electrostáticas del mobiliario al usuario.
 
Organismos como el Departament de Treball y el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya ya han puesto en marcha un Protocolo de actuación en relación a la patología de la Lipotrofia semicircular. Unas de las acciones preventivas es la de realizar tratamientos antiestáticos en los pavimentos de los ambientes de trabajo.


Un pavimento antiestático (ó pavimento conductivo) debe conseguir eliminar las cargas electrostáticas del ambiente a través de una toma de tierra. Para ello dicho pavimento no debe superar un valor máximo de resistencia eléctrica. Estos valores no deben superar valores de 10 6 ohmios, según la norma europea EN 1081 (Resilient floor coverings‐ Determination of the electrical resistance)

La normativa que regula la conductividad eléctrica de los suelos varía en cada país. En el Estado Español la regula el Ministerio de Industria y Energía a través de la instrucción MIE BT 025, donde hace mención explícita a las salas de quirófanos. El Ejercito Español cuenta con una normativa propia, la NM S‐2614 EMA, usada también por las empresas pirotécnicas.
 

EL NUEVO SISTEMA DE PAVIMENTO ANTIESTÁTICO:
 

El sistema está orientado para pavimentos. Pero en el caso de aplicaciones concretas (como por ejemplo en quirófanos) se puede utilizar para revestimiento. Está formado por:


·         Baldosas conductoras,
·         Rejuntado conductor,
·         Cemento cola conductor,
·         Malla cobre (conectado a las tomas de tierra).

  
Fig. 1. Esquema de instalación de un sistema de pavimento conductivo

A – Baldosa conductiva Rosa Gres
B - Rejuntado conductivo
C – cemento cola conductivo
D – Red de cobre unida a tomas de tierra cada 30 m²
E - Plancher


Con el fin de asegurar el contacto con el rejuntado conductor, el esmalte, además de cubrir la superficie de la baldosa, se aplica en una de sus caras laterales.

Tanto el rejuntado como el cemento cola, son conductivos y se han diseñado especialmente para el sistema.

Para la correcta eliminación a tierra de las cargas eléctricas se instala bajo el cemento cola una malla en cobre conectado a tierra cada 30 m² (cada ramal de la malla debe estar presente bajo cada baldosa de la instalación).

El esmalte conductivo desarrollado mantiene las propiedades químicas y mecánicas de las baldosas. Rosa Gres garantiza propiedades óptimas relativas a la Resistencia a la abrasión (Clase IV), Resistencia química (Clase A) y Resistencia a las manchas (Clase 5).


APLICACIONES

En la actualidad, donde la utilización de dispositivos electrónicos y las nuevas tecnologías está generalizada en todo tipo de ambientes de trabajo, se abre un amplísimo campo de aplicaciones para este tipo de productos.

El uso de estos suelos está regulado para:

· Instalaciones para la manipulación y almacenamiento de explosivos
· Instalaciones de manipulación de gases explosivos
· Quirófanos de centros hospitalarios y unidades de cuidados intensivos
· Ambientes de salas blancas (electrónica, óptica, farmacéutica, biotecnología etc.)

El uso de materiales de este tipo es aconsejado para aplicaciones como: 

· Edificios públicos en los que se quiera limitar los efectos de las cargas electrostáticas.
· Oficinas
· Tiendas o workshops de informática y telecomunicaciones
· Salas de equipos informáticos o de uso de soportes magnéticos
· Salas de manipulación de instrumentos electrónicos de precisión
· Salas de cálculo electrónico
· Salas de control/vigilancia de procesos industriales
· Salas de control de radio, radar, sónar etc.
· Instalaciones textiles
· Plantas químicas
· Plantas de producción de pinturas
· Plantas de producción de equipamientos electrónicos y ordenadores
· Laboratorios
· Habitaciones de hospitales


La aplicación de este tipo de productos puede ampliarse a otros sistemas de colocación, como pavimentos elevados tradicionales o al sistema de colocación en seco de Rosa Gres Dry-Set System (con una manta fonoacústica conductiva).